Primeros pasos: hacia un manifiesto de comunicación libre y compartida

Texto escrito por Michele para empezar una discusión acerca de ese laboratório de comunicación compartida:

El Laboratorio de Comunicación Libre y Compartida es un espacio de exploración de dinámicas comunicativas colectivas que suscita la discusión y reflexión en Medellín sobre su ruta o plan de innovación. Para eso planteamos la creación de nuestros propios medios y contenidos con una mirada crítica, inspirados por las perspectivas de la red.

La propuesta es facilitar que los diferentes colectivos, centros culturales y personas interesadas ejerciten el derecho a la comunicación – que permite visibilizar la diversidad cultural que coexiste en la ciudad – y proyecten incidencias en políticas públicas para el desarrollo de mecanismos de participación ciudadana y posibiliten la comprensión de otras formas de democracia.

Además, el Laboratorio se propone reflexionar acerca del rol de la comunicación para la existencia, organización y transformación social en una experiencia práctica de creación y experimentación de otras maneras de comunicarnos. El principio común es la lógica colaborativa, que se contrapone a la competitividad y a la factualidad descontextualizada de los medios hegemónicos. Comprendemos que no existe neutralidad en la práctica comunicativa y que es necesario asumir y problematizar nuestras perspectivas, de manera que las distintas miradas se contrapongan y se complementen.

El ejercicio promueve una mirada crítica y creativa pues se refiere tanto al formato como al contenido.

Historico del concepto de comunicación compartida

El concepto de comunicación compartida surge en el Foro Social Mundial (FSM) de Porto Alegre (Brasil) en 2001, donde los comunicadores se reunieron para hacer una cobertura colaborativa del evento. Esa experiencia se repitió en los FSMs siguientes y fue apropiada por el Colectivo SoyLocoPorTi (Brasil), que dio un impulso a la creación colaborativa de un manifiesto de la comunicación compartida del Festival de Cultura que se realiza en la ciudad de Curitiba.

Ese documento colectivo fue la base para la creación del manifiesto del laboratório de comunicación compartida en el I Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitária. El Congreso fue realizado en mayo de este año en La Paz (Bolívia). Muchos colectivos, movimientos y agentes culturas latinoamericanos, entre ellos Platohedro y Soylocoporti, se juntaron para pensar la comunicación en redes y hacer una cobertura colaborativa del evento.

Apropriación y creación

A partir de las referencias mencionadas arriba, estamos creando nuestro proprio laboratorio para experimentar una comunicación colaborativa creada por aquellos que se suman a esa vivencia. Creemos que así podemos reflexionar sobre comunicación y cultura de una manera política y ejercitar la creación colectiva en red. El contenido producido estará disponible en esa página digital.

Manifiesto Congreso Bolívia

La Comunicación como derecho de todas y todos – Manifiesto Comunicación Compartida

Todas y todos tenemos el derecho de manifestar nuestras creencias, de reconocernos en nuestros orígenes, de incidir en la evolución de las tradiciones y de la vida como un todo. La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos asegura el derecho individual a la libertad de expresión. Queremos asegurar el derecho colectivo a expresarse, a participar de la construcción de la realidad y dialogar en sociedad. La Comunicación Compartida del Primer Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria es una experiencia para ejercer tal derecho.

La propuesta consiste en la lectura conjunta de los acontecimientos, a partir de diversos puntos de vista que dialogan entre sí. Estudiantes, agentes culturales, activistas y demás interesadas e interesados interconectarán sus experiencias para divulgar y cuestionar la producción cultural Latinoamericana así como sus temáticas.

Entendemos la comunicación como una acción política y no sólo como un canal de circulación de informaciones. Es un proceso de interpretación de la realidad a ser desarrollado colaborativamente, en contrapunto a la lógica competitiva de los medios masivos de comunicación. Las tecnologias de información deben servir para la difusión de los puntos de vista construídos en diversos ámbitos, cuestionando la sociedad a partir de la experiencia de diversos sectores que la componen. Defendemos que la comunicación debe estar al servicio de todas y todos, para la construcción de una sociedad más justa y plural.

Los materiales producidos en este espacio deberán respetar los valores éticos y sociales además de ofrecer un espacio participativo a las diversas partes involucradas en cualquier tema. La Comunicación Compartida debe respetar los derechos humanos y oponerse a cualquier discriminación de raza, credo, género, convicciones político-partidarias y condiciones sociales.

Teniendo en cuenta el compartir y la producción de conocimiento, fomentamos la utilización de licencias que apoyan la flexibilización del uso de los derechos de autor, las políticas del copyleft y la libre reproducción de contenido. Destacar, igualmente, que otras formas de licenciamiento deben ser respetadas. Cuando haya reproducción de materiales de terceros (en cualquier formato), es necesario indicar la fuente. Del mismo modo, la Comunicación Compartida del Congreso debe estar guiada de forma preferente por el uso de softwares libres y tecnologías abiertas en su proceso productivo, por su importancia crucial en la perspectiva de una descolonización y empoderamiento tecnológico.

En la Comunicación Compartida, además del contenido, importa la forma en cómo ella es construida y el proceso conjunto de reafirmación de diversidades – más allá del “qué” comunicar, se trata de “cómo” y “para qué” comunicar. Puntualmente en mayo de 2013, durante el Primer Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria – a ejemplo del Fórum Social Mundial y tantas otras iniciativas diseminadas por el mundo – haremos la Comunicación Compartida de todas las actividades como un gran laboratorio para que aprendamos a ejercer el derecho a la comunicación colectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 7 =